23/8/2011 Diario Público.

Debemos reconciliar nuestra aspiración a la buena vida con los límites ecológicos de un planeta finito. Texto de Florent Marcellesi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada